jueves, 18 de enero de 2007

Maldita violencia

PROHIBIDO MATAR

¿En qué nos estamos convirtiendo?. Ecuador, anteriormente "isla de paz", paulatinamente se contamina del mundo, se veía venir (algunos dicen que estamos en la puertas del progreso), cada día hay más violencia, más crueldad y más absurdos.
Días atrás leía en el El Universo una noticia funesta (que motivó que dejara de lamentarme ya no vivir en Guayaquil):
(...) Dos bebés, una de tres meses y otro de seis, son las nuevas víctimas inocentes de la delincuencia en Guayaquil (...)
Que asco de sociedad en la que estamos evolucionando, mientras más dinero hay en la calle más muerte y miedo se siente, mientras recibimos con total apertura a víctimas de la violencia de los países vecinos junto con ellos llegan también nuevos crímenes, nuevos estilos de asalto, nuevas malas costumbres (lejos de ser xenofóbico o prejuicioso semanas atrás en un bus escuchaba a un par de extranjeros decir: chuta mijo es que aquí la plata anda paseándose por la calle como para estirar la mano y coger nomás, mientras señalaban a un señor que pasaba en su auto -no es broma ni exageración-).
Ok, hay quienes afirman que el progreso tiene su precio, que estaremos en el primer mundo cuando tengamos asesinos en serie y muertes en los colegios, maldita sea que equivocados que están, la paz es nuestro mayor capital activo.
No cambio la tranquilidad por nada, una vida pacífica y confiada es lo que todos necesitamos.
Lejos de buscar culpables (gobierno, policía, municipio, la propia gente) queda planteada la pregunta ¿hacia donde vamos con todo esto?, ¿que se está haciendo para evitar estas atrocidades?, ¿porque mueren bebés inocentes?.
Me uno al sentir de Kevin Fernández que desde su blog deja a un lado su acostumbrado humor y trivialidades para hacer eco del total descontento:
A veces es difícil seguir con la sonrisa y con las ganas de escribir o hacer cosas divertidas, lo siento, pero la verdadera estupidez humana está en lo irracional de los horribles casos de bebés o niños recibiendo balas en vez de abrazos y cariño.
El, ha diseñado una especie de campaña/protesta de concientización ciudadana a través de unos gráficos listos para convertirse en stickers para ser pegados en las calles de guayaquil.
A continuación los gráficos que evidencian lo peor de nuestra situación.
BEBE-SANGRE
NO DISPARE

Si deseas unirte a esta campaña visita el sitio de Kevin donde hay más gráficos.

10 comentarios:

Materia Invisible dijo...

Esto es indignante!

Nuestros corazones empiezan a enfriarse? Nos estamos acostumbrarnos a este tipo de hechos?

Saludos

Carlos dijo...

No estamos evolucionando, estamos involucionando...qué pena.

Salu2. Me gustó el blog.

Autómata dijo...

Gracias a todos por visitar y comentar y mejor aún que compartan el sentir de los posts. Estamos viviendo una involucionada evolución sin metas fijas, cada vez más preocupados del dinero y olvidándonos de ciertas cosas de "antaño" que son rescatables como la sensibilidad, inocencia y la tranquilidad. Penoso.

Ludovico dijo...

A veces pienso que nosotros somos el cancer del mundo. somos la enfermedad planetaria... por que somos capaces de destruirnos?

Kevin Fernadez dijo...

Gracias Eddie por compartir el sentimiento y las graficas.
Espero que sirva de algo nuestra forma de protestar.

Fernanda C. Toscano dijo...

Que halagador el lin..eso soy yo...saludos y gracias.

Autómata dijo...

Saludos a todos, que bueno unos pocos conservamos aún conciencia para reflexionar sobre estos oscuros hechos que cada día son mas frecuentes, debemos mantener los ojos abiertos y aprovechar cualquier herramienta para poder al menos expresar nuestro descontento.
Gracias por visitar y comentar.
Ojalá no tengamos que comentar nuevamente de nuestras verguenzas sociales.

Cronista dijo...

A ver, buen post... la culpa, la tenemos nosotros... que nos quedamos callados, que nos encerramos, que somos egoista con el dolor ajeno, que nos indigna de la boca para fuera, pero no hacemos nada más allá de indignarnos. De no marchar constantemente, de solo salir cuando somos convocados... porque cada uno no se para en la plena nueve de octubre, suelto una idea, y detiene el tráfico con un cartelón... solo uno basta, creánlo, para cambiar...


Pura vida

Cronista dijo...

A ver, buen post... la culpa, la tenemos nosotros... que nos quedamos callados, que nos encerramos, que somos egoista con el dolor ajeno, que nos indigna de la boca para fuera, pero no hacemos nada más allá de indignarnos. De no marchar constantemente, de solo salir cuando somos convocados... porque cada uno no se para en la plena nueve de octubre, suelto una idea, y detiene el tráfico con un cartelón... solo uno basta, creánlo, para cambiar...


Pura vida

Autómata dijo...

Cronista: tienes toda la razón, nos hace falta mas activismo, mas compromiso, pero aceptémoslo, es dificil, complicado luchar contra lo impuesto, contra "la costumbre" al menos habemos algunos que no salimos a gritar a la 9 de octubre pero tenemos nuevas maneras (o algunas maneras) de hacerlo, ya sea mediante una campaña con stickers, con un post en lois blogs personales, lo positivo de todo esto es que un simple comentario, una postura y unos stickers estan generando conciencia que de una u otra forma nos hace saber que no estamos del todo perdidos.
Gracias por comentar y visitar, y si alguien se añade a la iniciativa de la campaña de los stickers por favor haganme (o a Kevin Fernandez) llegar las fotos.