lunes, 15 de septiembre de 2008

Good bye Richard Wright...


Definitivamente algo ocurre cuando te apena la muerte de alguien a quien no conoces.

Soy de las personas que creen que la posteridad o la inmortalidad se dan a lo egipcio, según tus vestigios serás.

Hoy dependemos de la resolución, de los pixeles, o incluso de las cintas, video discos, y de la memoria colectiva.

Uno de los pilares fundamentales de Pink floyd fue Richard Wright, quien mantenía en sus teclas y perillas el soporte y equilibrio entre lo clásico y lo moderno, entre la sicodelia y lo romántico.

No es mucho lo que les pueda decir de él que no sepan o que no esté en Wikipedia, y sin temor a equivocarme, quien sea capaz de componer piezas como Sysyphus merece estar en el cielo.


Ahora ya es inmortal, sólo busquen en google o youtube y lo comprobarán.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

chucha madre, no lo puedo creer. Sería otro floyd ido arriba. Una pena. Grande Rick!

Ludovico dijo...

no es justo

LeX dijo...

entro primera vez a tu blog y leo esta lamentable notica!!!
Le detesto Amigo LO DETESTO jojo