martes, 16 de octubre de 2007

Hace un año y un día...


Hace un año y un día mi vida cambió por completo. No se si místico, divino o existencial pero el remezón incluso fue físico, demasiado poder, demasiada euforia, demasiado amor, demasiada vida, demasiada alegría.

Un pequeño llanto en medio de la frialdad del quirófano, sangre, miedo, la madrugada, lluvia. Mi vida cambió por completo, y no de una manera superficial y efectista, sino real, cercana, íntima y a la vez abierta al mundo.

Carolina y yo ya no estábamos sólos, nunca más, nunca.
Valeria había llegado a nuestra vida para remover todo lo antiguo y elevarnos a un nivel insospechado.
El verdadero miedo no asusta, te da esperanza y te da fuerza.


Vale decir que desde hace un año y un día admiro de sobremanera (aún más de lo que ya me habían demostrado madre, abuela y tías de mi matriarcal familia) a las mujeres: valientes, entregadas, fuertes, mucho más que nosotros. Inmensas.


Una nueva vida te da una nueva vida; el embate de lo nuevo, revolución sin armas. Sólo un llanto, un pequeño llanto en este mundo ruin lo desapareció todo, dios existe.

Casi no pude estar de pie al verla, no fue temor, no fue impresión, no sabía como manejar toda esa energía renovante, esa "magia" benevolente que cada día me hace sonreir y ser mejor. La sostuve y casi no contuve las ganas de gritar "es mía".


Hace un año y un día que sólo importo y existo en función de mi capacidad de amar y ser la mano que proteja a mi familia, aún aprendo, aún me formo, aún fallo, pero soy más real que nunca. Gracias Valeria por llegar a nuestras vidas y hacer que una sonrisa sea mi marca personal ante todo, mi bandera de lucha.


Hace un año y un día estamos bañados de tu luz.

8 comentarios:

Carlos dijo...

...hermoso post brother.
Disfruta la dicha de ser padre.
Hermosos ojos de tu nena...

Slds.

Autómata dijo...

muchas gracias, la verdad es que disfruto cada día...

saludos!

Carlos Julio Pérez Quizhpe dijo...

¡Qué más puedo agregar si ya lo has dicho todo!

Eso que tú sientes, es un privilegio, puesto que ya no vivimos para nosotros mismos sino que somos los proveedores de una nueva vida. Igual lo sentí yo hace más de cinco años cuando llegó mi hijo.

Dios bendiga a tu familia y te siga prosperando mi amigo.

Saludos cordiales

Carlos Julio

e dijo...

que hermoso post!!! casi me pongo a llorar!!!!!!!!!! q ganas de gritar quiero ser madre! Pero no! La maternidad es sagrada, y debe ser siempre responsable. Te felicto xq se nota q eres un excelente padre :)

Autómata dijo...

Carlos Julio, E, muchas gracias por compartir esto conmigo, este tipo de post muy persohales no los estilo pero el primer aniversario de vida de mi hija lo ameritaba...

saludos cordiales a todos y muchas gracias por visitar y comentar!!

Eduardo Varas C dijo...

Hombre...

Sólo queda felicitarte por una experiencia hermosa trasladada a un texto, con tanta calidad

Saludos

Autómata dijo...

para mi son muy valiosas las palabras de todos uds. quienes me visitan y comentan, le quitan un poco la frialdad de esta red de pensamientos-dos-punto-cero y lo acercan a algo un chance más real... gracias en verdad por compartir esto conmigo....

saludos a todos!

Gringo dijo...

Hermoso post loco. Felicitaciones por tu linda guagua!